sábado, 24 de enero de 2009

primeros gajes de mi último oficio

Hoy es sábado y tengo que armar la cama. Theo se ha entretenido intentando abrir la funda que la resguarda. ¡Los gatos son tan curiosos! Será por esa razón que siempre me han gustado. La curiosidad puede matar al gato -dicen- pero también puede darle buena vida -digo-.

Igual aún es temprano y estoy disfrutando mi café. Ya envié cinco mensajes de texto y recibí seis, ya leí tres de mis siete correos electrónicos y cuatro blogs. Di una ojeada al L.A. Time que por error, desde hace tres semanas están dejando en mi buzón de correo.

Aún me queda responder cinco correos electrónicos, visitar mi Facebook, leer un par de blogs más, volver a my space y escuchar una banda de Miami que debo entrevistar.

Miro la cama y recuerdo que el ensamblado de muebles no es precisamente algo en lo cual me destaco, entonces pienso en el sr gordo mexicano que a veces viene a solucionar problemas como desgastar una puerta que se ha hinchado por el agua de la lluvia.

Miro a Theo e imagino que se divertirá mucho observando como a su mamá se le cae el colchón arriva y pierde tiempo decifrando cual madera va en qué lado.


Todo suena divertido. Pero hoy quería contar algo más interesante que la descripción de mi entorno en mañana de sábado.
Quería contar que ayer de noche me enamoré...


.....



A mi las putas siempre me gustaron. Me refiero a las putas de la calle y de los bares, no a las sras que llevan a sus hijos a la escuela y se casan con alguien porque les ofrecieron matrimonio mientras le mostraban un anillo con diamantes.
No, esas no me gustan.

Pero nunca pensé conocer una puta de ésta manera:

eran las siete y media de la tarde del día viernes, llovía en el centro de L.A. Mi amiga F. y yo haciamos de fotógrafa ella y de reportera yo, en el parking del teatro Frida Khalo. La obra comenzaba a las ocho. En la tarde, el director había confirmado la entrevista con él y las actrices.

La línea en boletería era conciderable, pero los reporteros (y los que jugamos a) somos siempre VIP. Saludé a un par de conocidos (nunca faltan) que me llenaron de tarjetas personales (llevar un gafete de prensa atrae popularidad). Luego de saltar los escollos de un maricón histérico que me recordaba a Gasalla en el personaje de la empleada pública gritando " se me van para atrássssss..." llegué a la puerta y pregunté al chico que recibía los boletos dónde podría encontrar al director de la obra...

- Pregunte a la señorita de blanco que está parada allá- dijo con acento guatemalteco.

Cruzo de nuevo la línea de fuego - el maricón histérico ordenando agregar sillas en la sala y arreando a la gente como si fueran ovejas - y llego hasta la chica de blanco que caminaba un tanto nerviosa en la entrada del patio.

- Disculpa, estoy buscando al E.L. soy de la revista...bla bla bla...me dijeron que tu podrías decirme donde encontrarlo.

La chica abrió sus dos enormes ojos color cielo de L.A. después de la lluvia cuando el smog ya se ha ido, y de manera extremadamente nerviosa me dijo:

- Usted sabe donde queda la calle La Fayette? estoy buscando a mi tía...

- ¡Y yo estoy buscando al Director de Teatro!- dije entre sarcástica y molesta

- Por favor acompañeme a encontrar a mi tía...es que recién llegué a L.A.

y miré su minifalda desteñida, sus tacones altos rojos y la dejé hablando sola

Me fuí tras una alta y delgada figura con botas largas y pelo sumamente cuidado que ameritaba ser parte de la farándula pensando que la de los hermosos ojos celeste cielo despejado estaba en algun viaje de cristal o anfetaminas.

Fué así que llegué hasta el director de la obra qué nervioso intentaba ajustar los últimos detalles.

A las ocho y veinte se apagaron las luces y la primer escena comenzó a correr.

A los dies minutos, la chica de blanco y tacones rojos salió al escenario. Cuando se acercó a mi asiento delicadamente como si fuese parte de la obra me lanzó una guiñada y yo no pude hacer menos que sonreir.

y enamorarme de la actuación de la actriz principal de "Yo...la puta".

9 comentarios:

desahogandome dijo...

con tanto trajín (lío, ajetreo...) por L.A. no sé de donde sacas tiempo para narrar estas historias con tanta solvencia.

que disfrutes la cama. lástima que la puta fuera sólo una actriz. no soy experto en el tema, más bien inexperto, en el de practicar con putas (platicar es otra cosa), pero subscribo, si a usted no le importa, este impresionante párrafo:

"A mi las putas siempre me gustaron. Me refiero a las putas de la calle y de los bares, no a las sras que llevan a sus hijos a la escuela y se casan con alguien porque les ofrecieron matrimonio mientras le mostraban un anillo con diamantes.
No, esas no me gustan."

saludos transoceánicos

fabi dijo...

amigaaaa me encanto... que buena descripcion.. y que buena actriz jaaja beso te qiero

emma dijo...

Como quisiera estar en primera fila con Theo viendo esa escena! (la del colchón y armando la cama como un rompecabezas) :D

Linda historia: desde la primera impresión de la girl(quizá bajo la influencia de alguna droga), hasta el maricón arreando gente (parece que lo veo jaja)...

Creo que esos ojos azules se diviertieron contigo anoche :) ...

Ahora...empezaste hablando de tu cama y terminaste hablando de que te enamoró una girl con una guiñadita...(esto es sólo una apreciación o una simple asociación de ideas...) ;)

Besos!

P.D Esta pieza de teatro tendrá otra escena nueva???

vico dijo...

desahogandome, graccias!! el blog es parte de mi...ya cerré uno por conflictos personales pero éste ni madres que se cierra!! sigamos siendo blogeros,

faby, gracias por pasar!! te quiero mucho my sister,

emma, sip nos divertimos un montón las dos porque estuvimos charlando del asunto y le dió mucha, mucha risa que no me diera cuenta que era parte de la obra, es una gran actriz

saludos a todas y a todos

fiorella dijo...

Me gusta mucho la frase de una canción de Sabina que dice:"la más señora de todas las putas,la más puta de todas las señoras".
Me gusta armar las cosas, eso sí...nada de mirar el manual por que por lo general o es de otro modelo o no lo entiende nadie.
Enamorarse como de sorpresa,no?.Un beso

hanniani dijo...

Que gracioso Theo...como que tambien quiere estrenar camita!!! Suerte con la armada!!!

Buenisimo lo de la escena personal de la Ojiazul que te conquisto...que buena actriz y que simpatica!!!

Cariños!!!

vico dijo...

Fiore, gracias por leer y dejar tu parecer. Las sorpresas que enamoran lindo título no?

beso

Maggi dijo...

a mi tambien me gustaron siempre las putas...
no pude dejar de pensar que lo de la puta tenia relacion con la cama jeje ke mal pensada...
saludos..
maggi.

vico dijo...

Hanniani, es excelente actriz. Me gustaría verla triunfar. Theo será el primero que estrene la cama jajaja

Maggi, y bueh...como que hay relación no?

besos a las dos!