lunes, 12 de enero de 2009

tanto en una sopa con fideos

La sopa con fideos tiene algo especial. Un olor a padre regresando del trabajo con su ropa blanca y las manos aun enharinadas. Una sonrisa tranquila cuando de niña lo alcanzaba en la esquina de casa y como un ritual tomaba su bolsa de arpillera cargada de pan y pasta.

Un perfume a mamá cocinando en día lunes con su delantal rojo y su estación favorita en la radio a lámparas. Una sonrisa llena de ternura en su cara, cuando subida en mi banquito verde intentaba aprender a cocinar junto a ella.

Y al final debo decir, también tiene de tu aroma.
Tus manos cortando cilantro, el aceite humeando los cabellos de ángel mientras sonriendo atenta escuchabas todo lo que me recordaba una simple sopa con fideos.

9 comentarios:

fiorella dijo...

Precioso. Apio, este post me trae olor a apio en la sopa.Un beso

vico dijo...

fiore, es increible como los olores a ciertas comidas nos traen tantos recuerdos cargados de amor.

Gracias por leer. Un abrazo.

Daus dijo...

olores que traen recuerdos y recuerdos que traen olores... pude imaginar y recordar a mi madre cocinando una sopa de fideos...


buen día.-

Natalia Astuácas dijo...

Vikingaaaa... hooolaaa...

Pues parece que las brisas, el tiempo nos traen aromas, pensamientos, episodios y todos con algún recuerdo... impresionante como llevamos todo impreganado en el cuerpo, en el alma y cuando se ama en la mente y el corazón.
Te dejo un abrazo amiga, cuidate mucho, nos estamos hablando.
Lulú

vico dijo...

Daus,saber que mi post logró que imaginaras a tu mamá cocinando una sopa de fideos me regocija el alma. Gracias por compartirlo!

Natalia, los recuerdos siempre están ahí. A veces los escribimos, los hablamos o los guardamos para nosotros mismos. Nunca se van.

Saludos,

hanniani dijo...

Que lindo!!!

Todos, los nueve, comiendo esa sopa deliciosa que hacia mi Mami...y el despues, satisfechos y felices!!! Lagrimas por un recuerdo muy dulce!!!

Gracias!!!

Un abrazo!!!

vico dijo...

hanniani, esas lagrimitas de dulces recuerdos son exquisitas. Esas pequenas historias que nos hacen grandes...un abrazo.

Puta Desgraciada dijo...

SOpaa... IChhh

SOy Como Mafalda... La detestooo...

Solo cuando estoy muriendome la quiero.

Ja jaa aunque ver a alguien cocinando... Uyyy Uyy uno de mis raros fetiches.

vico dijo...

puta, me encanta la sopa! y con el asunto culinario tambien tengo mis fetiches...hehehe

me encanta tu blog!