sábado, 28 de marzo de 2009

no, no tengo un futuro en mis ojos

Al mundo le asusta que exista gente como yo que vive sin un plan. Que no intente ni sueñe con hechar raíces pero que deje huellas por donde quiera que pasa.

Al mundo no le conviene mirarse en un espejo.

No sé si me he de convertir en una de esas señoras ancianas abandonadas que empujan carritos llenos de basura. Quizá nunca he sido señora ni anciana pero si una abandonada cargando desechos ajenos. Entonces, ¿cúal es el miedo?.

Hay cosas que ya no tolero. No tolero la gente que acepta la guerra. Que jura defender el honor del mundo cumpliendo ordenes patrióticas. No tolero los dicursos de saco y corbata del político ni el estúpido ignorante que discute a favor de la militarización de la frontera. No tolero al soldado que deja su mujer y su hijo y jura defender los intereses en tierras extrañas. No tolero los fanásticos en las canchas del seudo activismo, esos racistas inmundos que abogan por el racismo cometidos contra ellos en palabras y en acciones, cagan al indio de su propio país. Los llamados indigenatzis. Los llamados antigringos. Los llamados pro revolución. No tolero las lesbinatzis, esas que ligeras de lengua condenan rapidamente a quienes aun viven en un closet o son bisexuales. Las que hacen de su lesbianismo una religión y juzgan al diferente con la misma vara que se les juzga a ella.

No tolero más y eso me convierte en una intolerante.

Y no espero ser tolerada jamás, porque jamás lo he pretendido. La tolerancia es el brazo derecho de la mediocridad. El discurso insulso y formal de la vida que han pretendido aprenda a vivir. Y no acepto.

No tolero y no quiero ser tolerada por otros.
Puedes pasar a mi lado y no mirarme, lo aprecio.
Puedes dejar de leerme, lo aprecio más.
Puedes decirme que no mil veces con el silencio o la ignorancia...

Pero no intentes hacerme creer que me quieres o admiras.

No estoy aquí para que me quieras o me aceptes. Estoy... supongo, para aprender algo que antes de estar aquí no aprendí.
Y si aún no he cumplido con el cometido de aprenderlo nadie más que yo sufrirá la consecuencia. He de volver aquí una y otra vez.

Peor por favor no quieras hacerme creer lo que no creo.

Y soy de las que no tienen un plan para vivir ni espera del futuro recompensa.

7 comentarios:

Leo dijo...

Una de las cosas que aprendí de mis experiencias es que para poder expresar realmente lo que sientes debes hurgar en las emociones que llevas dentro. Fué un sincero post o al menos así lo parece.
Creo al menos que debes considerar que la tolerancia hace a la vida en sociedad o a la fantasía que tenemos de ello.
No existe la felicidad completa, existen momentos perfectos de ella que los que tenemos la suerte de haberlos conocido, sabemos que se escapan como agua entre los dedos.
Ese vacío que nos deja, nos urge llenarlo en seguida con más de lo mismo.
Tolerancia, amor, respeto, etc, son valores de nuestra cultura y sociedad, nada más.
La vida es de cada uno, al vives como quieres y puedes intentando tal vez lastimar la menor cantidad de personas tu paso.
No creo que seas la mejor Vic, tampoco la peor, pero es seguro que es uno de los blogs que me acerco periódicamente a visitar y siempre encuentro cosas que me llaman la atención, que me impulsan a comentar y que disfruto haciéndolo, porque como no sé quién dijo, " para que dos cosas se relacionen, al menos deben parecerse" o algo así.
Te dejo abrazos '-D

Acuarius dijo...

aun sin esperarla...la tendrás.

Crazygirl dijo...

La verdad es q no me asusta la gente sin un plan...para nada. Respeto lo q piensas....
Si tu crees q eres feliz de la manera q vives, go for it!
El problema es si no lo eres....
Besos!!!

vico dijo...

Leo... :) me emocionó tu comentario porque sé que sos re sincero. Un abrazo!

Acuarius, tendrá qué??


Crazy, según mi experiencia personal y siendo una de las representante de las que ha vivido su vida sin un plan, aseguro que el 90% de las personas que se han cruzado por mi vida, se asustan. Parece que sos del 10%. :)

gracias por los comentarios!
en verdad fue un post muy sincero...

Maggi dijo...

no me gusta la palabra tolerancia, pienso que cuando uno tolera es como si el otro fuera inferior, solo creo en respetar la desicion de cada uno de vivir su vida segun mejor le parezca, aunque sea empujando un carrito lleno de basura...
ya sabes lo que dicen por ahi, la basura de algunos es el tesoro de otros...
saludos vic y gracias por compartir un poco de tu esencia con nosotros..

lala dijo...

voy con maggi...
la tolerancia siempre me parecio del estilo...
"te hago el favor de.."

por lo demas.. genial el post

vico dijo...

maggi and lala,

absolutamente de acuerdo con las dos.

Que bueno que se me entiende lo que me sugiere cuando hablan de tolerancia...me revuelve las tripas.

abrazos,