domingo, 30 de agosto de 2009

mi día


El corazón se me está arrugando por dentro y por fuera sigo haciendo las cosas.
Esas cosas que tienen que ver con seguir el día a día. Enfocarse en el éxito de lo que se ha elegido.
Mi Theo está débil, delgado, piel y hueso. Con una cicatriz de 10 cmts en su costado izquierdo. La especialista en Reiki y Acupuntura hoy dijo que debo de trasmitirle fuerza, que no debo estar preocupada ni triste porque el lo siente. Yo intento, pero lo miro y se me salen las lágrimas.
La culpa sigue en mi.
No debí cambiar su estilo de vida.
Dijo la doctora que era un warning, que ésta vez lo salvamos que la próxima problablemente no. Que evite una próxima. Theo va por su operación número cinco. Cómo es posible que un animalito pueda pasar tres veces por hospitales, operaciones, tratamientos de recuperación? Cuál es la misión de mi Theo en ésta vida además de cuidarme?
Esta vez me ha tocado enfrentar la situación sola.
En octubre Theo cumplirá 10 años.
Y por tercera vez ha estado a punto de morir.
Y por tercera vez me aferro a salvarlo.
Miro las fotos de nuestra vida en México y en US. Mi Theo hoy no parece el mismo.
Me siento cansada.
Debo terminar un artículo. El artículo que dará un vuelco a la revista.
Llevo dos días atrasada. Hoy la editora me llamó sumamente estresada: "estás atrasada..no he visto nada de lo que estás escribiendo...no tengo idea de lo que harás" para calmarla decidí leerle un poco de lo que tenía escrito.
Se tranquilizó sabe que será el mejor artículo que la revista jamás haya tenido.
Y estoy a medias, me fuí un rato a un show de negros. A escuchar Gospel y Blues. Era un lugar feo pero con una energía tremenda. Solamente habíamos dos latinos. Ningun blanco. Todos negros. De esos como ven en las películas. Entendí el 20% de lo que hablaban, jamás puedo entenderle nada a los negros. Hablan el inglés sucio, de la calle, mal hablado. Pero tienen una fuerz en la voz que levanta a un muerto.
Me fuí a meter a ese lugar y por un rato pude distraerme. En el camino solo pensaba en Theo en como estaría, en que no debo dejarlo solo. Y en realidad desde que llegamos ayer del hospital he estado con el todo el tiempo.

Tengo que terminar mi artículo. Y estoy aquí desahogandome un poco. Tengo miedo, mucho miedo. Tengo preocupación, angustia, tristeza. Me duele lo que a el le duele. Pero le digo todo lo que lo quiero, lo abrazo, lo mimo, le digo que tiene que ponerse fuerte.

6 comentarios:

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Vikinga...

Pues eso, que sos una vikinga y la fuerza, la energía, la armonía también la necesitás vos.

No te aferres, suelta, respira y anda. Theo se pondrá bien, pero sobretodo NO sintás culpa, no te culpabilicés, erradicá YA ese sentimiento en vos...

Ahora pues te deseo toda la suerte del mundo, la mejor de las vibras y todo se pondrá bien.

Respira y llora todo lo que quieras.

Helena dijo...

si tuvieras una chance de cambiar tu vida, de llegar a lo que soñaste, estarías seguramente nerviosa, ansiosa, y muerta de miedo.

Todo va a estar bien

Anayansi Acevedo dijo...

Abrazos desde acá y un montón de buenas vibras...adelante amiga. Seguro que puedes con esto y con muchísimo más. Tu eres una mujer fuerte, de eso no hay duda.

fabi dijo...

tranqui va a estar todo bien, es paciencia y amor! besos

vico dijo...

Gracias por las palabras que me dejan, por el afecto y por su buena energía. Theo necesita de muchas oraciones por su pronta recuperación. Hoy comió, pero está cada día más flaquito. Me parece mentira que mi gato de 11 libras esté en 7 en menos de un mes. Todo fue tan rápido. Y no veo mejoría.

Crazygirl dijo...

Sigue adelante, Vico. Siegue luchando por tu Theo y haciendo lo mejor para el.
Un abrazo!!!