sábado, 21 de febrero de 2009

deja vu

En el punto exacto donde mi mano hizo exalar tu gemido más fuerte me llamaste por mi nombre.
Y en ese momento fue cuando te ví:

Estoy sola-dijiste.

No tanto como yo- te dije.

La verdad fue que, aunque creímos por un instante que estabamos juntas las dos seguiamos con nuestra soledades a cuesta.

Y eso no se borra.

7 comentarios:

fabi dijo...

emm no tengo palabras...solo voy a decir paciencia

Natalia Astuácas dijo...

A veces la vida son solo momentos... y seguimos... seguimos solas...
Un abrazo...

vico dijo...

fabi, yap.

nati, definitivamente tenés razón. La vida es un montoncito de momentos.

abrazos!

desahogandome dijo...

si la vida es un montoncito de momentos... no queda sino darte la enhorabuena por este, aunque fuera en soledad... o no?

un saludo

vico dijo...

desahogandome, en verdad fue un momento hermoso...el mejor que he tenido en mis últimos tiempos.

saludos!

Puta Desgraciada dijo...

Tengo miedo, miedo a vos... eso que no escribo en el blog, que se queda en mi diario (el cuaderno original)...

¿Estoy sola?

vico dijo...

puta desgraciada, me quemas la cabeza con tus comentarios!

yo si estoy sola, vos no sé...

a ver explicame un poco más,