jueves, 26 de febrero de 2009

i am a creep

Ayer cruzé la ciudad de Oeste a Este. Dormí en casa ajena y no fué de una amante ni de una futura conquista sino de un amigo. Un amigo de esos que nada tiene que ver conmigo y que todo lo hace medianamente bien. Un chico con éxito, buena energía, emprendedor, optimista y centrado.

Un amigo que odia las computadoras, la vida cibernética y trabaja desde las seis de la mañana hasta las doce de la noche. Alguien tipicamente normal, que llegó a éste país tras el sueño americano y no tiene perro ni hijos pero tiene gato, casa, auto, negocio, y algun que otro amante.

Mi amigo me ha propuesto que me mude con él para mejorar mi situación económica y para él tener compañía. Y yo pienso ¿para qué quiere compañía si sale de su casa a las cinco de la mañana y regresa a la medianoche? también pienso ¿para qué quiere casa si en realidad vive en sus negocios? pero bueh, como dicen aquí "it´s not my bussines"

En realidad yo fuí a su casa para desintoxicarme un poco...es decir no sentarme en la computadora, no tomar alcohol, no bajar música, no mirar videos de you tube, no estar enchufada con el Ipod, dormir sin el gato, respirar otro aire, mirar otras casas, caminar por otras calles, etc etc.

Hoy a las siete de la mañana me despertó el sol y me senté en su jardín de invierno, un jardín que él jamás disfruta que solo el jardinero viene a atenderlo. Me senté con un libro de esos que hacen llorar, y que yo detesto tipo "Cuentos para leer sin rimmel" pero éste era de Susana Tamaro algo así como "A dónde el corazón te lleve" o parecido...porque en realidad no pasé de la tercer página y menos memorize el título. Así que lo volví a poner en el lugar que estaba, sobre la mesita de noche de mi amigo.

La verdad? extrañé pasar por mi Facebook, agregar más amigos, pasarle mis últimas fotos en un cocnierto a mis cuates, agendar mi próximo bar a visitar, leer un par de blogs, escribir algún post, hacer request en my space. Y más que desintoxicarme me puse de mal humor.

Extañé a mi gato maullarme en la oreja, y su peso sobre mis pies durante toda la noche. Extrañé mi almohada, mis sábanas de franela y mi copa de vino.

Ahora de nuevo estoy en casa. Haciendo lo que hago todas las noches. Y escuchando Radiohead..."Creep". La cual no he podido dejar de escuchar durante horas. Porque me siento así, una canalla. Alquien que quisiera ser especial porque ELLA es especial. Alguien que quisiera tener un cuerpo perfecto, un alma perfecta para poder conquistar a ese ANGEL que conocí como se conoce a una "puta".

Pero no soy especial. No tengo el cuerpo perfecto y menos el alma.
He perdido mi talento para enamorar.
He perdido mi ángel y estoy enamorada de una imagen.
Es decir estoy perfectamente jodida.

8 comentarios:

Daus dijo...

"Pero no soy especial. No tengo el cuerpo perfecto y menos el alma.
He perdido mi talento para enamorar.
He perdido mi ángel y estoy enamorada de una imagen.
Es decir estoy perfectamente jodida."


DEspues de la tormenta sale el sol... llega la calma... las nubes se van... y todo vuelve al mismo ciclo de siempre... entonces ya deberías saber lo que viene...

Cambiar de aire es bueno... pero aveces es mejor estar con los propios fantasmas y propias rutinas... así se pasa mejor el trance amargo... masoquismo creo que le llaman...

un beso

Natalia Astuácas dijo...

Hola Vikinga... no se que tendrás o que no, pero tenés buena pluma (cuando querés), sonrisas, humor, tiempo, ganas de amar (quizá), entrega...
Así que dale... valorá lo que sos y lo que tenés.
Un abrazo Lulutense.

fabi dijo...

epa epa epa... autoestima donde queda? yo hoy estaba con el mismo fucking pensamiento.
Pero vos me dirias fabi dejate de joderr vamo arribaaa

Zulymaruy dijo...

Vikys holaaaaaaaa¡¡¡ barranca abajo, eh? Definitivamente, cuando no se está del todo bien con una misma, no te quedes en casas ajenas -sólo por dormir, digo- mas vale lo tuyo viejo y conocido. Yo también extraño horrores todo, pero nada como mi almohada de plumas.
En relación a lo del cuerpo perfecto, qué puedo decirte? Nunca tuve un cuerpo perfecto y hasta hace unos años, fue una obsesión para mí. No obstante, siempre fuí conciente que atraía a los hombres. Creo que el asunto está en no demostrar tus inseguridades. Juro que antes de éste "descubrimiento", yo salía con alguien y en la intimidad, le decía: "porque tengo éste rollo aquí que me jode bastante"; "de aquella operación, me ha quedado esta cicatríz"; "los años han hecho mella y obvio, no soy la de antes". Imbecilidades¡¡¡ Qué diablos vé el otro en mí? una mina recontra insegura. Hasta que un día, gracias a un amigo que me dijo: "y qué mierda me decís eso, después de todo lo que pasó y no me había dado cuenta. Y si lo aprecié, pasó a ser tan secundario que es tonto que vos misma lo traigas". Desde ese día amiga mía, olvídate¡¡ Obvio que hablo del plano horizontal, por cierto no? porque si estamos en el terreno afectivo estrictamente, menuda imbécil te echas encima si está pendiente del "reconocimiento del terreno" para ver si te quiere o no¡¡. Doy por descontado que te referís a ese plano. Y yendo aún mas lejos, si hablamos de un plano afectivo/horizontal y entrás a compararte con otras, para compararte tenés a las Miss Universo; Miss Punta del Este; Mis Pelotas¡¡¡
Conclusión: el tema de "ya no tengo el mismo cuerpo" va por vos -y por todas las que lo sentimos así en algún momento- y no te tires tierra encima, ni idealices demasiado a la persona de quien te estás enamorando. Cuando algo tiene que ser para vos Vicky, es con tu cuerpo con leyes de gravedad mediante; con asomos de canas o no; con todo tu "equipo" de fábrica con kilometraje pesado encima, eh? O sea, no te eches mas cargas encima -creo que ya tenés bastantes- porque aún contra tu propia opinión, sos especial.
Un abrazo y arriba ese ánimo¡¡
PD: igualmente, lloro por una hamburguesa que le hice a Verónica esta noche. Estoy a dieta, porque lo cortés no quita lo valiente.

Juan Pablo dijo...

a ver, momento Vico si el melancolico y el que sufre soy yo... ja

no, en serio, por lo menos para mi estos ciclos son importantes en la vida de las personas porque nos hace quienes somos, aunque hay que tener cuidado y tratar de salir a tiempo de estos trances deprevisos o seudo autodestructivos, no se debe quedar uno pegado porque ahí si que no se sabe a donde uno puede llegar a parar (quizá colgado de alguna viga con la lengua como corbata, o tal vez insipido sin una gota de sangre con las venas rasgadas, o reventado en el hormigon en pies de un edificio, uffff)

vamos todavia!!! que ese optimismo no decaiga...
eres bella por todos lados, ya se dará algo por ahí con alguien...

emma dijo...

El talento no se pierde en 15 días...ni en mil años.

Un abrazo.

fiorella dijo...

Un abrazo.

fiorella dijo...

Desde que colgaste este temazo no paro de entrar y escucharlo.Radiohead siempre me gustó.Un beso