jueves, 19 de febrero de 2009

y para llegar tarde digo...

Casi las dies de la mañana y aún tengo sueño. Una vez más llegaré tarde al trabajo. Theo juega con un gato negro de madera pequeño que me han traido desde Guadalajara. El sol invade la casa y el olor a Café Guatemalteco también.

Me han llegado dos cartas una del banco y otra de una organización LGBT. Ninguna de las dos serán abierta. Quedarán en la pila de cartas sin abrir. Ni me interesa saber cual es mi balance en mi cuenta de cheques ni me importa asistir a ningun evento de la comunidad LGBT. Dos cosas que hasta hace poco tiempo me quitaban el sueño: el dinero y la comunidad.

Mi compañero de trabajo se pregunta como es posible mi sobrevivencia económica. La fórmula está en que no nací en US. Por lo tanto sé de crisis jodidas, de economía doméstica y de vivir sin tarjetas de crédito. Aunque podría ser un inmigrante de esos que presume sus motos para el agua, su auto convertible, y sus ropa de marca por skype cuando se conecta a hablar con sus familiares y vive en un cuarto con seis paisanos y se alimenta de las latas del 99 store.

De última uno elige lo que quiere vivir.

Mi vecina pregunta por qué razón me divorcié del activismo comunitario. En realidad no encontré la diferencia de trabajar para un partido político tradicional o de izquierda y una organización non profit lgbt. Digamos la misma mierda pero con diferente collar. Claro que para reconocerlo uno tiene que estar muy metido y ser muy crítico no solo de los demás sino de uno mismo.

Para algunas (os) soy una simple traidora, mentirosa, homofóbica, capitalista, vendida con falta de compromiso y algunos adjetivos calificativos más. Para otros soy digna de admiración, mujer sin pelos en la lengua, que no escatima a la hora de crecer, y algunas adoratrices piensan que soy como la lesbipachamama que merece su propio santuario.

Bien, ¡que manera de desilucionar a la gente!

Cuando me enamoré en mi adolescencia de "Las flores del mal" profetisé en alguna manera mi futuro: una fuerte atracción hacia la belleza que los demás ven como mierda.
Eso simple, "Las flores del mal".
Enamorarme de putas, ser amiga de drogadictos, amar el sistema en que vivo sin caer en sus redes, deslumbrarme por la belleza ilusoria de un Hollywood en decadencia, escupir a los activistas de doble discurso, tener sexo con mujeres casadas, olvidar el himno del país en que nací, colgar la bandera del enemigo, blafemar contra el catolicismo, el papa y el presidente negro, importarme un carajo que existan mujeres presidentes y encima lesbianas, medir con la misma regla a un cura que a un asesino en serie, vivir con 10 dólares una semana, tomar vino de lujo y vino de caja, pisar una alfombra roja y pasearme por callejones oscuros donde las pandillas hacen juego con los gatos negros que escapan de los botes de basura, escuchar Hooverphonic y también los nacos de zacatecas, escribir sobre Paulina Rubio y entrevistar a Café Tacuba, hacer de Facebook mi comunión y de la Biblia un periódico barrial...y más y más y más


Está todo dicho de mi en la red. Mentiras y verdades.

Pero saben? tengo una sola vida. No es que sea ezquisofrénica ni sea lesbiana de closet. Quien escribe aquí es la misma persona que dentro de un ratito estará corrijiendo matemáticas en un salón de clases y a la cual le llamarán Ms. Y en los ratos libres mirará el trasero de alguna linda mamá que suele ir a buscar a sus niñas a la escuela, también verá a su ex mujer ir a recojer a sus hijas a la escuela y espantará fantasmas personales cambiando la mirada de lugar,

y a la noche se cambiará de ropa y estará cantando "ya me voy..." en el concierto de Ceci Bastida con un wisky en la mano y también mirará el trasero de todas las mujeres lindas que se cruzén por sus ojos y confirmará que el dinero va y viene y que el activismo empieza por vivir con sinceridad lo que uno quiere vivir sin hecharle la culpa a los otros ni querer arreglarle el mundo a nadie con nuestra supuesta única verdad política-religiosa.


Y ahora sí,

AMEN.

6 comentarios:

fabi dijo...

y no te olvides de donde venimos nunca..dela plaza cuatro de octubre a las tres de la manana con vino, del rio y canoa en los veranos intensos, de patear la ciudad vacia con suenos grandes1 te quiero sis...

Juan Pablo dijo...

querida amiga Vico

nuestra individualidad es lo mas importante, aceptarce y que el mundo sea el que se adapte a nosotros, no adaptarse uno al mundo, que lo unico que hace es que nos perdamos en la inmencidad de la muchedumbre. Muchedumbre que se convierte en un colectivo baboso y sin dedos de frente, no haciendo mas que seguir a seres inquisitivos, marionetas de los verdaderos gobernantes que nos quieren cagar a toda costa, para sentirse ellos los unicos herederos de una vida sin miseria y de abundancia.
me gustas como eres, o por lo menos lo que leo, con todas tus cosas buenas o malas, que es parte de cada quien, por mi parte me he pegado muchos papelones en mi vida, pero sigo creyendo primero en mi y despues en el resto, porque si no estoy bien conmigo, los demás no será merecedor de tenerme.
hay veces que me siento muy solo, y he llegado a creer que nadie me entiende, entonces miro para el lado, y veo la miseria de otras gentes, y me doy cuenta que mi desgracia no vale la pena.
por lo menos eso es lo que pienso...

saludos

desahogandome dijo...

¿tenías ganas hoy de confesarte?

un beso...

Zulymaruy dijo...

Cariño, como se dice en juicio: "a confesión de parte, relevo de prueba".- Este post tuyo ha sido para mí, que te desconozco, como un pequeño Larousse Ilustrado. Pues encantada¡¡ Yo hago lo mismo con mis estados de cuenta, vivo haciendo malabares casi siempre aunque suelo adjudicárselo a mis dos adolescentes que dependen de mí. También mis amigos suelen preguntarse cómo hago para vivir tan "despreocupada". Aunque en mi caso, confieso que no es despreocupación que se demuestra, sino que la procesión va por dentro, como ahora que tengo varios $$$$$$ en la calle por cobrar y sólo se reflejan en promesas de clientes que están felizmente veraneando y se "olvidaron". En fin¡¡ Nací en La Teja, luego me fuí a Tacuarembó, volvimos a Maroñas para afincarnos en Nuevo París. Luego de casada viví en Cordón, después en Pocitos, Prado, Carrasco, Punta Gorda y luego que me divorcié, aterricé en Malvín. O sea, mi ex era un cajetilla -era, porque hoy ya no lo es- y me amoldé, pero desde antes siempre fui muy anárquica. Y como decís, hoy puedo estar tomando champagne francés y mañana, sidra en botella de plástico. Ayer estuve reunida con un grupo inversor en el Radisson y mañana, comiendo asado con mis clientes penales en el barrio Marconi. Me preocupa mi futuro, eso si pues quisiera al menos, asegurarme un geriátrico decente, viste? Me fuí al carajo¡¡¡ es que leyéndote, me sentí bastante reflejada en algunos puntos y casi que hice otro post yo, con mi comentario, sorry¡¡
Un besazo

Maggi dijo...

en activismo, polititca y religion no me eh metido nunca por que no me gusta que me digan como vivir o pensar, cada cual es libre de actuar segun mejor le parezca
...vivir con sinceridad lo que uno quiere vivir..., salud por eso!! aaa.. y por mirar lindos traseros tambien... jeje
saludos vic!!
maggi

vico dijo...

WOW! que hermosos comentarios!!! me encanta cuando ustedes tambien se confiesan por aqui frente a mis posts. Valoro cada uno de sus palabras.

Fa, jamas he olvidado aquellos tiempos...

Juan Pablo, me encanta tu manera de decir las cosas desde el alma...me llegan tus palabras porque siento que siempre haz sido sincero en lo que haz escrito, sea post o comentario...

desahogandome, jaja algo asi.

zuly, pues te dire que hace bien saber que alguien se identifica con algo que vivo o pienso...mil gracias por compartirlo.


maggi, eso siempre...las cosas lindas estan el mundo para mirarlas y adquirirlas, claro si uno tiene para comprarlas hehehe


abrazos gente!