miércoles, 18 de noviembre de 2009

del deseo

Deseo
volver a verte
corriendo descalza
sonriendo al sol,
por el pasto de aquel parque
que nos viera leer juntas,
mientras aquel regalito de hojas
del árbol que nos daba sombra
caía entre tu cuerpo, mi cuerpo y el libro
que me leías; ese libro
que olvidaste en mi antigua casa
luego de que te hiciera el amor
en aquel domingo,
después
de nuestro paseo por el parque
donde entonces te viera
corriendo descalza y
sonriendo al sol.

2 comentarios:

Srta. Russ dijo...

me gusta como es tan circular, tal como suelen ser las memorias, que dan vueltas y vueltas en un momento... a veces parecieran sin principio y fin..

un abrazo!

vico dijo...

Srta Russ, gracias por tu comentario. No había visto ese detalle que mencionas pero si, yo creo las memorias son circulares y la vida también...

un abrazo!