miércoles, 25 de noviembre de 2009

un momento convertido en sueño

He soñado que llevabas una falda de colores. Una falda con franjas verde, azul, violeta y blanco. Tenías puestos unos aretes de plata y un collar de piedras lila. En tu mano derecha algunas otras alhajas.

He soñado que tu falda coqueteaba frente a mis ojos. Se movía al ritmo de tus piernas bajando las escaleras de una casa con un altar thailandés y una piscina con pescados japoneses. Eras como un cuadro pintado sobre una tela asiática. Con dos elefantes alrededor y algunos morrones de colores vivos por detrás.

Eras arte.

Bajaste la escalera de aquella casa decorada de silencio y aroma a jazmín. Sonreíste pensando que te gustaba aquella casa. Dijiste: "siempre queremos más".
Mirabas los árboles con devoción, y deleitabas mi oído con tu voz. Tu voz...
No lo imaginaste, no lo intuiste, no lo sospechaste.

Yo lo soñé.

Soñé que dentro de tu auto, al borde de un camino estrecho frente a un cañon profundo desde donde veíamos la ciudad mi mano se deslizaba bajo tu falda de colores verde, azul, violeta y blanco. Y tus ojos ya no pretendían más, solo exalaban arte. Mientras tu cuerpo se contorneaba al ritmo de la música del mundo.

4 comentarios:

Ale dijo...

WOW, WOW Y WOW!
una dudita nomas: "un momento convertido en sueño"...o un sueño convertido en un momento..." ¿?

Ya se la respuesta dont worry :)
Besote!

vico dijo...

Ale, decía López de Vega: La Vida es Sueño.

Abrazo y gracias por leer. Me alegra que te haya gustado.

Crazygirl dijo...

Deseos reprimidos?? Se manifiestan en los sue~os...y buee...quien no??

vico dijo...

Crazy, sueños dormidos sueños despiertos...ambos representan deseos reprimidos, inconclusos, fantasías que quizá quedan solo en eso...fantasías pero que nos dan cosas lindas también.