sábado, 14 de noviembre de 2009

me pregunto cuando

Hay dolores tan hondos que parecieran no salirse jamás del alma. Quisiera encontrar el arma que provocara su muerte pero a veces creo solo mi muerte podrá terminar con él.
Y aún así, a veces tengo dudas.

7 comentarios:

emma dijo...

Quizá la mejor arma sea el olvido...aunque tarde en llegar.

vico dijo...

Después de tanto tiempo de vivir con el dolor, me temo que el olvido no existe.

Ale dijo...

Pues creo que el olvido puede ser una manera, quizá el camino más largo pero sin duda hay dolores que no se van nunca...

Un abrazo desde el sur...

maggi dijo...

hay que aprender a vivir con los dolores no mas, hay veces en las que pensamos que ya no estan pero algo hace un clic y te das cuenta que estan mas vivos que nunca, son las marcas que nos deja el camino, marcas que a veces duelen tanto que se sienten como si las hicieran con fuego en el alma....
suena un poco cursi pero se siente tan adentro que parece que asi fuera...
sera que todos cargamos con un poco de eso??

lala dijo...

existe, no se si olvido
pero existe un instante en que el dolor pasa
te levantas una mañana... y paso... amaino...

vico dijo...

lala, creo que olvido no existe, pero que el dolor se gradúa...me refiero a la intensidad, sin embargo mi experiencia es que existen dolores por siempre, son esos que cuando una imagen o un recuerdo o un símbolo te recuerda el momento te sigue doliendo... no sé si logro explicarlo bien, espero poder explicarlo un día lo suficientemente bien porque lo vido...y no es algo nuevo

un abrazo y gracias por comentar,

vico dijo...

maggi, si eso es lo que últimamente he llegado a pensar, el aprender a vivir con el dolor...como sea

y seguir adelante a pesar de el

abrazos y gracias por leerme,