jueves, 4 de marzo de 2010

fuera del cielo

Me duele la ciudad y las casas bonitas. El olor a pino húmedo y el silencio del césped a la mañana cuando los niños duermen y los ancianos recogen el L.A. Time en South Pasadena.

Y me digo por qué a veces no puedo creer y a veces, me digo creo.
O miento. Me miento, te miento.

Y sé que buscarás y tendrás y llegarás y serás.
Y yo quedaré fuera.
Fuera de la casa bonita con olor a pino mojado por las regaderas automáticas y el silencio matutino de los niños blancos y los ancianos americanos de South Pasadena.

1 comentario:

ANONIMA VENECIANA dijo...

Vico......... Ojalà no quedes fuera del cielo......... aunque no haya regaderas automàticas regando los jardines........ y si... a veces, todos nos preguntamos, es verdad ??? o en realidad nos estamos mintiendo para que el dolor no sea tan fuerte..... quien sabe....... creo que es un poco de todo..... pero si no es ese cielo..... que encuentres el que te acune a vos y Theo.....
Cariños desde Bs. As. y un cielo muy azul que pertenece a todos......
Vene