miércoles, 24 de marzo de 2010

Historia de la pensión (Cap III)

El viaje duró más de la cuenta. Tener presente que por aquella época en Montevideo, los ómnibus tenían una frecuencia más lenta y a esto agrarle la típica "pasada de largo" de la esquina en la que debíamos bajar. Claro que la distancia de más fue proporcional a la risa y charla bajo una lluvia que se había convertido en cómplice del camino.

Jamás olvidaré aquel relámpago sureño donde escuché decirle:

- Tengo una extraña sensación donde quisiera que el camino no terminara nunca. Y caminar, y caminar y caminar juntas. ¡Me siento tan bien en este momento!

En ese instante tuve conciencia de cómo el rechazo no era más que un miedo hacia lo desconocido. Y de cómo una simple coincidencia podía cambiar el rumbo de una vida. Coincidir era la palabra justa para definir aquella noche de sábado no planeada.

Al llegar a la casa sus padres mirando televisión a penas prestaron atención a mi presencia. No así su sobrina de 15 años la cual me miraba como queriendo descifrar cuál era mi papel en aquélla visita sorpresiva. Así que mantuve mis ojos fijos en el televisor mientras Silvia me ofrecía un té de "yuyos" varios para quitarme el frío de la lluvia en los huesos.


- Tía ¿y que anda haciendo tu amiga por acá? – esa manía adolescente de jugar a inspector de aduana.
- Es que salimos a tomar un café y se nos hizo tarde. Como la charla estaba interesante preferimos venir a quedarnos aquí y no llegar a esta hora a la pensión.
- ¿Pero en la pensión no tienen hora de entrada ¿no?

Ya quería yo taparle la boca a esa gurisa preguntona pero me limite a comentar que Silvio Soldán estaba cada día más joven. Y por supuesto que en ese mismo momento, la mamá de Silvia comenzó interesarse en mi presencia. A las señoras de su edad les gustaba la galanteria hacia el conductor del programa tanguero de los sábados en canal 10.


De ese modo comenzó el clásico interrogatorio familiar de cómo conocí a su hija, de qué pueblo he llegado a la capital, de qué si estoy estudiando en la Universidad, de qué si trabajo y las clásicas preguntas subsiguientes relacionadas con aspiraciones y futuro donde por supuesto la palabra "novio" cumplió su función normal.
Al retirarse la familia a dormir, Silvia, que durante todo el tiempo se había mantenido serena con una sonrisa en la boca y una ternura en los ojos un tanto sospechosa me invitó a pasar al baño antes de indicarme cual será mi cama.

Estando en el baño Silvia se queda conmigo charlando hasta que me lavo los dientes.
En ese típico movimiento de cabeza entre mirar el agujerito por donde corre el agua y la pasta dental en el lavabo y el espejo del botiquín, me detengo en una sola imagen: los ojos de Silvia que me miraban como queriendo traspasar mis ojos. Inmediatamente me doy la vuelta y apoyo mis manos en la fría loza de la palangana. Mis ojos se clavan en sus ojos. Ella inclina la cabeza sobre la puerta, me sonríe más de la cuenta y queda establecido el acuerdo tácito de que entre ella y yo hay una historia que recién comienza.


(la historia continuará mañana)

13 comentarios:

Ale dijo...

Nooooooooooooo! INJUSTICIA!
No serás tan yegua de alargar la novela!!!!

Me mandás por mail el final! yaaaa o te saco del Face jaja
Bueh ta bien...esperaré!

vico dijo...

Ale haha pues...así son las novelas ¿no? agradezcan que aquí no hay publicidad (por ahora)

De verdad que estás prendida a la cibernovela ¿eh? acabo de subirla y ya tenía tu comentario!

Ale dijo...

jajaja es que estoy aburrrida! y tu novela me viene al pelo!...che pero esto es peor que las novelas argentinas: no llega nunca el final!!! :PPP

fabi dijo...

che che che para como que ella se apropia de la difusion y yo que soy juez y parte

vico dijo...

faby no no vos sos la productora más bien la encargada de hacer el casting a las actrices para cuando filmemos y subamos la historia a you tube jaja el trabajo de promoción y venta se lo dejamos a Ale...te gusta la idea? yo soy autor y director que tal?

ANONIMA VENECIANA dijo...

Nooooooooooooooooo, sigo como Ale. Me muero por el final……Ya me lo imagino, y por suerte no hay propaganda. Esto està que arde ¡!!!!!!! Y de la promociòn pido ocuparme tambièn, jajajajjajjajaj. Por favor, no nos dejes esperando mucho……. Y no me digas que esto fuè màs allà de esa noche……………..
Cuanto falta para el final ¿?????????
Vene

vico dijo...

Anonima haha ya falta menos, pero falta. Gracias por seguirla! saludos,

Ale dijo...

Ta me encantó mi rol!...

Vene: voy a hacer un grupo en FB para que imaginen posibles finales....y por cada final imaginado Vic deberá subir la histotia en lapsos BREVES! jaja

Ah! y tb quiero elegir las actrices! jajajaja

emma dijo...

Como buena bruja que soy voy a averiguar quien es la famosa Silvia y contaré su campana! :PPPP

Que culebrón!

vico dijo...

Cielos, estoy rodeada!
Ale, ok pasas a integrar el equipo de producción.

Emma, bienvenida! tenía rato de no leerte. Sí es un culebrón! pero sacado de la vida real!!!!

Gracias por seguir el hilo de la historia.

ANONIMA VENECIANA dijo...

Si, Ale, estoy de acuerdo. Y con respecto a Vico, creo que puedo integrarme también al equipo de producción. Esta novela, extraida de la vida real, necesita una gran producción.
Vico. No nos hagas esperar mucho. Ya es una novela de culto.
Vene

maria marta dijo...

A no!!!! esto si que se puso bueno, no me lo esperaba....dale Vick, queremos saber!!!!

vico dijo...

Maria Marta... ahora tendré que subir otro poco mañana para calmar vuestras ansias.

Anónima, haha "novela de culto!" God! no me den alas porque no paro de inventarle cosas eh?