jueves, 18 de diciembre de 2008

a sabiendas

Hay situaciones que pasan por la vida como un flash.
O como la luz de una luciérnaga. Esas que cuando niña, me gustaban corretear en las noches de verano por el viejo patio de la casa paterna.
Las corría con un recipiente de vidrio en la mano. Las corría y las atrapaba. Y quedaba por horas mirando como iluminaban las noches de diciembre.

Situaciones que surguen de la nada y de la nada desaparecen.
Pero no se pueden atrapar como a las luciérnagas.
Y ya sé que no soy una niña, y que mis diciembres se han convertido en invierno.
Y que de la casa paterna seguro ni escombros quedan.

4 comentarios:

Zulymaruy dijo...

Vicky hola¡ Pero a qué no dejabas cerrado todo el tiempo aquellas luciérnagas en tu bollón de vidrio? Las observabas de cerca por un rato mientras estaban en el frasco, pero seguramente luego las dejabas volar a su aire porque de lo contrario, su luz se apagaría.
Creo que hoy yo también vivo situaciones de flash que duran, lo que dura un lirio. Lo bueno es que ya no fantaseo, lo disfruto mientras dura y ya. Por eso amiga, que no te provoque angustia el que no seas ya una niña, ni que tus diciembres sean ahora en invierno -para mí son en verano y me siento veterana- porque lo mejor de éste estado es el saber aprovechar ese estado de "ceguera" ante lo flashes y vivirlos cual diva de Hollywood, escapando de los paparazzi. Hoy son tapa de revista, mañana ni se recuerdan. Me ha pasado manejando en carretera y muyyy cansada, ver a lo lejos una pequeñita luz aproximarse y restarle trascendencia, pero a medida que nos vamos acercando, su luz es tan fuerte y tan atrapante que tengo que bajar las mías, medio que frenar porque es un camión de padre y sr. nuestro cuya luz me obnubila. Divagues míos. Un besazo

vico dijo...

Zuly, yap. Así es siempre amé mucho a los animales como para matarlos. Así que las soltaba y veía como se alejaban brillando en la noche.

gracias por tu comentario, es super lindo lo que me escribiste

no me suenan a divagues tiene mucho para pensar,

un abrazo

Daus dijo...

De partida no se q son las luciérnagas, pero desde ya no las abría atrapado..
imagina que hacen lo mismo contigo.. que te atrapen para iluminar al resto...
ahora bien.. la edad es algo tan subjetivo... a mi parecer...

pero mientras se disfrute lo demás esta para jodernos la vida.

un beso

vico dijo...

Daus, no se como le dicen en tu pais, pero de donde yo vengo tambien le decimos "bichitos de luz"...

saludos,